Hay algo en el chocolate que va más allá de su sabor. La esencia de este es realmente indescriptible. Es, sencillamente, exquisito. Y todo chocolate es hecho del poroto de cacao.

Nombres comunes: Cacao, cocoa, chocolate, xocolatl (Azteca)

Su valioso contenido de antioxidantes, minerales, propiedades neurotransmisoras que ayudan a prevenir el envejecimiento,  y sus  múltiples beneficios para la salud están en el origen del chocolate: cacao .Este es una semilla de un árbol de la selva Americana. En 1753, Carl Linnaeus, un científico suizo, estudió sus propiedades y le puso el nombre de “Theobroma cacao” o “Cacao, la comida de los Dioses”. Existe una leyenda que cabe citar ya que registra la esencia de este “Súper Alimento”: Khuno, Dios de la Tormenta, destruyó una villa debido a su enojo con el pueblo ya que éste había incendiado la selva para limpiar y poder sembrar. Tras la tormenta, el pueblo descubrió el árbol del cacao y así a ser cultivado. Con el tiempo, el cacao les enseñó a convivir en armonía con la Tierra. La mitología azteca dice que esta semilla devuelve la conexión entre el corazón del hombre con el corazón de la Madre Tierra.

Y es comprobado que el cacao estimula el sistema cardiovascular, abre el corazón y sus arterias y nos hace entrar en un estado de inteligencia natural en vez de tener exceso de pensamiento. El cacao nos conecta con nuestra parte intuitiva. Al igual que todos los  “Súper Alimentos”, el cacao está en la línea de ser un gran nutriente como también medicina para nuestro cuerpo.

  • Beneficios

El Cacao contiene la mayor cantidad de antioxidantes que cualquier otro alimento; más que el vino tinto, berries, pomelos y Goji berries. Además contiene gran variedad de minerales como magnesio, uno de los minerales más alcalinos. El Magnesio estimula el corazón, el cerebro, produce movimientos peristálticos, relaja músculos y dolores menstruales, incrementa la flexibilidad y ayuda a fortalecer los huesos. Cuando el cuerpo contiene una buena cantidad de este mineral, tanto las venas como las arterias se liberan de tensión y se relajan, produciendo un mejor flujo de la sangre, de oxígeno y nutrientes por todo el cuerpo.

Además contiene un alto nivel de Fierro, mineral fundamental en el buen funcionamiento del cuerpo debido a que  transporta la hemoglobina que mantiene nuestra sangre en óptimos niveles y combate la anemia.

Otro importante mineral presente en el cacao es el Cromo, quien es el responsable de mantener el balance del azúcar en la sangre; y también manganeso que, junto con el fierro ayudan a la oxigenación de la hemoglobina.

Tiene alta concentración de Zinc, mineral fundamental para el sistema inmunológico, hígado, páncreas, fluidos sexuales y piel. El Cobre, otro mineral presente en el cacao, estimula el sistema inmunológico y ayuda a mantener la salud de la sangre. Además, tiene alta concentración de  Omega-6.

Y la importante presencia de feniletilamina (PEA), un químico que destruye los  coágulos sanguíneos, nos brinda la misma sensación que sentimos cuando nos enamoramos. Esta es la razón por la cual el chocolate siempre ha estado tan vinculado al amor. Como también la presencia de Anandamina, un tipo de endorfina que el cuerpo produce después de hacer ejercicio o tener relaciones sexuales, que nos brinda una sensación de bienestar.

Posee triptofan, quien ayuda en nuestro cuerpo a producir serotonina, un neurotransmisor que combate el stress, entre otras cosas. Y también posee mucha fibra, ideal para el funcionamiento digestivo y limpiar los intestinos. .

Contrario a la opinion pública, el cacao tiene bajos niveles de cafeína. Sí se conoce hoy día que tiene un químico parecido llamado teobromina. Este actúa como antibacterial y en ningún caso produce adicción, como tampoco es un estimulante del sistema nervioso.