Existe (más de) una buena razón para que siempre estemos inclinados a incluir este delicioso y crujiente superalimento en cada posible receta que podamos imaginar. Theobroma Cacao (nombre científico del árbol del cacao o cacaotero) se convirtió en “comida de los dioses” después de que descubrimos como extraer los granos de la vaina y volverlos comestibles.  Al secarlos, fermentarlos y mediante otros procesos.  Hemos creado una sustancia amarga, de sabor complejo y que merece nuestro deseo, a la que nos referimos como chocolate.

Este pequeño grano fue transformado en un afamado afrodisiaco, elevador del ánimo, reductor de colesterol, alto en antioxidantes que tanto amamos hoy. Contiene sobre 300 componentes, incluyendo antioxidantes, fitoquímicos, fenetilamina (mejora el estado de ánimo), aminoácidos, ácidos grasos esenciales, hierro, magnesio, calcio, junto a otras vitaminas y minerales. Los granos puros de cacao y los nibs de cacao soy potentes superalimentos con grandes beneficios, y es este estado puro y fermentando en el que conservan su integridad nutricional.

Linea-Superfoods

Con todo lo anterior en mente, aquí te entregados 25 formas de incorporar este preciado superalimento en forma de los versátiles nibs de cacao que quizás aún no has probado!

  1. Licúa un par de cucharadas en de nibs de cacao en tu batido favorito para darle un golpe de antioxidantes y un exquisito sabor a chocolate
  2. Úsalos a modo de chips de chocolate como alternativa libre de azúcar y rica en nutrientes
  3. Procesa aún más los nibs y agrega mantequilla de frutos secos para crear una rica y suave crema untable de chocolate.
  4. Agrégalos al helado que más te guste para dar una sensación crocante, como menta chips.
  5. Agrégalos a la granola para sumar crocancia y sabor.
  6. Agrégalos a tu pudín de chía o avena en remojo.
  7. Crea tu propio extracto de chocolate agregando nibs en vodka o brandy por un par de meses (hasta que extraiga el sabor).
  8. Agrégalas a cremas dulces para un extra crujiente.
  9. Muélelos finamente para agregarlo a tu exfoliante, estimula y otorga firmeza a la piel.
  10. Agrégalo en tu batido deportivo para un aumento de energía.
  11. Puedes incorporarlos en deliciosos guisos y chiles .
  12. Saboriza tu kombucha casera.
  13. Añádelos en salsas saladas para dar profundidad y sabor.
  14. También puedes molerlos finamente y espolvorear el borde del vaso en tu cocktail de temporada.
  15. Agrégalos a tu café matutino para un exquisito sabor mocha.
  16. Remplaza los chips de un muffin o pancake con nibs de cacao.
  17. Puedes caramelizarlos con azúcar de coco para cuando se te antoje algo dulce.
  18. Ponlos sobre un glaseado o crema batida  para agregar textura pequeñas explosiones de sabor.
  19. Mézclalos con tu mantequilla de frutos secos preferida junto a un pequeño chorro de miel para un snack de proteínas muy simple.
  20. Licúalos y agregarlos para marinar carne roja o aves corral.
  21. Crea tu propia leche de cacao o chocolate caliente libre de culpas.
  22. Muélelos para incorporarlos en masas base crudas para pies o tartas.
  23. Muélelos para saborizar una salsa barbecue.
  24. Si los mueles junto con palta y dátiles puedes crear una exquisita, natural y cruda crema de glasear o pudín.
  25. Por último pero no menos importante, puedes comerlos directo de la bolsa. 28 gr aportan 9 gr de fibra dietética, 4 gr de proteína, además de una porción sustancial de la dosis diaria recomendada de hierro y magnesio.

 

  • Fuente:  Food Matters.