La fibromialgia es una enfermedad que produce dolor constante y cansancio en músculos del cuerpo, sus ligamentos, tendones y articulaciones, afectando a máxs personas de las que creemos en su mayoría mujeres (80%) entre 35 y 55 años.

En base a estudios preliminares relacionados con el consumo de Chlorella en afectados con esta condición que en la actualidad aun no tiene una causa oficial que gatille su aparición en las personas que lo padecen, el consumo de Chlorella puede proporcionar alivio a síntomas de la enfermedad.

Un estudio publicado en «Phytotheraphy Investigación» evaluó los beneficios de la Chlorella pyrenoidosa en 20 participantes que sufren de moderada a severa fibromialgia que consumieron 10 g de chlorella al día durante dos meses. Los autores encontraron una disminución del dolor en un 22 por ciento y llegaron a la conclusión de que la Chlorella ayuda a disminuir el dolor asociado a la fibromialgia.

Otro estudio que aparece en la edición de mayo de 2001, de «Terapias Alternativas en Salud y Medicina» indica que la chlorella puede aliviar los síntomas y mejorar la calidad de vida y las funciones corporales en algunas condiciones médicas, incluyendo fibromialgia. La Universidad de Maryland Medical Center informa también que la chlorella puede posiblemente ser una terapia natural beneficioso para la fibromialgia.

La chlorella se recomienda como complemento para el tratamiento contra la fibromialgia ya que es un apoyo terapeutico 100% natural que además considera nutrientes y proteina a diferencia de los suplementos que se pueden encontrar en el mercado, regula el transito intestinal y favorece la regeneración celular aportando solo beneficios al paciente.

beneficios_clhorella_21042017_consalud