A medida que más países comienzan a abrir rutas de exportación para la industria cosmética, el programa Leaping Bunny sigue siendo clave en este proceso.

Cruelty Free International ha estado trabajando durante varios años en estrecha colaboración con las autoridades y expertos en China, para asegurar rutas  de mercado libres de crueldad para aquellas marcas pertenecientes al programa Leaping Bunny. Desde que se anunció a principios de 2021, CFI ha estado anticipando un cambio en las regulaciones chinas para la exportación de productos cosméticos comunes al país asiático, lo que introduciría una exención de las pruebas obligatorias en animales, y esta exención ha entrado en vigencia el pasado 1 de mayo de 2021.

El regulador chino NMPA, publicó más detalles sobre sus leyes en cosméticos, aclarando que los productos importados clasificados como ‘cosméticos comunes’ no necesitarán ser probados en animales siempre y cuando hayan sido fabricados de acuerdo a las Buenas Prácticas de Fabricación (GMP) y posean un informe completo de evaluación de seguridad. Las empresas necesitarán un certificado GMP emitido por el gobierno del país donde se fabrican sus productos.

CFI además informó que el Reino Unido se unirá a Francia para implementar estas medidas, lo que significa que las empresas que fabrican en el Reino Unido también podrán beneficiarse de la exención.

Las marcas y empresas que fabrican en el Reino Unido podrán obtener un certificado de Buenas Prácticas de Fabricación (GMP) del Gobierno del Reino Unido. Las solicitudes para el certificado serán manejadas por la Subdivisión de Licencias de Importación (ILB) del Departamento de Comercio Internacional (DIT), ordenada y respaldada por la Oficina de Normas y Seguridad de Productos (OPSS), el regulador nacional de productos de consumo, como parte del Departamento de Estrategia Empresarial, Energética e Industrial (BEIS).

Es genial ver estos avances positivos y esperamos que no pase mucho tiempo antes de que las marcas de Leaping Bunny puedan exportar cosméticos comunes a China sin dejar de ser libres de crueldad. Hoy CFI se encuentra en busca de garantías adicionales que puedan ser necesarias y trabajando en paralelo con nuestras marcas, pero sin lugar a dudas todo va en la dirección correcta. Es fantástico que pronto los consumidores chinos también podrán comprar cosméticos libres de crueldad animal, sabiendo que los productos son seguros y de gran calidad sin la necesidad de realizar pruebas en animales.

En los próximos meses, Cruelty Free International estará monitoreando la implementación de esta nueva legislación y colaborando con las marcas de Leaping Bunny.

Fuente: Cruelty Free International

Nota:

Los “cosméticos generales” (anteriormente clasificados como “cosméticos de uso no especial”) incluyen la mayoría de los maquillajes, fragancias y productos para el cuidado de la piel, el cabello y las uñas.

Los “cosméticos especiales” (antes denominados “cosméticos de uso especial”) son aquellos que hacen afirmaciones funcionales, como “tintes para el cabello, productos para la permanente del cabello, productos para eliminar pecas y blanqueadores, protectores solares, productos anticaída y cosméticos que reclaman una nueva eficacia. 

 

Fuente: https://ongteprotejo.org/