Procesos industriales, combustión en hornos y artefactos, emisiones de vehículos, polvo suspendido desde el suelo, uso de chimeneas domiciliarias, entre otras actividades, son parte de las causas que producen contaminación en Santiago de Chile, de acuerdo a información del Ministerio del Medio Ambiente.

A nivel mundial, la capital de este país largo y angosto, también se posiciona como una de las ciudades más contaminadas. Así lo reveló el ranking de Calidad de Aire y Contaminación de IQAir, que colocó a Santiago en el cuarto puesto, solo sobrepasado por Jerusalén en Israel, Riyadh en Arabia Saudita y Jakarta en Indonesia.

La concentración de PM2.5 en Santiago es actualmente 11,2 veces el valor guía anual de calidad del aire de la OMS. Le siguen Kathmandu, Nepal; Wuhan, China; Dhaka, Bangladesh; Shanghai, China; Chongqing, China y Kuwait City, Kuwait.Untitled-designEl Pronóstico del índice de calidad del aire (ICA por sus siglas en inglés) de Santiago para el 15 de junio es “insalubre”. “El aumento de la contaminación del aire se deriva tanto del aumento de la industrialización como de factores ambientales que continúan afectando el clima de la región y son críticos para la salud del país”, se lee en el reporte de IQAir.

Untitled-design-1